VIA CRUCIS DE CONCIENCIA

Continuamos con el recorrido del Vía Crucis de conciencia:

Décimo tercera estación: Jesús es bajado de la cruz.

Allí está tu madre. Ella que te acogió en Belén te recoge a los pies del madero. Ella que acunó tu cuerpo recién nacido, acuna tu cadáver. Cuando diste tu primer grito ella estaba y cuando diste tu último grito también. En cuatro de las estaciones las mujeres muestran su valía. Aquí también. No hay dolor más grande que perder un hijo. Por eso Señor, te ruego por todos aquellos que como María han perdido un hijo y te pido perdón por todas las veces que olvidamos que detrás de todos los que matamos quedan padres desamparados sin sus hijos.