VIA CRUCIS DE CONCIENCIA

Continuamos con el recorrido del Vía Crucis de conciencia:

Segunda estación: Jesús carga con la Cruz.

Instrumento de muerte y tortura. Símbolo de indignidad. La cruz no sólo mata, también denigra. ¿Cuántas veces hemos cargado nuestra propia cruz? ¿Cuántas veces hemos rechazado, escapado, negado la cruz? ¿Cuántas veces hemos puesto cruces sobre los demás? Con nuestros silencios, nuestros chismes, nuestras miradas ofendidas u ofensoras. ¿Cuántas veces incapaces de levantar nuestra cruz liviana hemos hecho más pesada la cruz de nuestros hermanos? Este es el momento de mirar tu propia cruz, tu limitación, tu dolor, tu flaqueza, tu miedo… Ahí está tu cruz, si alguna vez quieres unirte a El tómala. Por todas las veces que huido de la cruz te pido perdón.