Junto a los alumnos y docentes de la Escuela Pan de Vida, de Caritas de Buenos Aires, aprenderán a cocinar deliciosos, fáciles y económicos platos dulces y salados. Como ingrediente extra se conocerán las historias de los chicos, su relación con la gastronomía, sus expectativas, sus miedos y muchas cosas más. El objetivo de este espacio es demostrar que nunca es tarde para aprender a cocinar.

Pastafrola y torta de ricota